Andrea Mantegna (Padua 1431 – 1506 Mantua)

Andrea Mantegna nacido en Padua en el seno de una familia humilde, en su niñez cuidaba ganado en el campo, pero con apenas diez años ya comienza su formación artística trabajando en el taller de un pintor local, no excesivamente brillante pero que rápidamente se hizo idea de las cualidades de su joven alumno, propiciándole toda suerte de posibilidades para que Andrea Mantegna progresara en su arte.

Con diecisiete años Andrea Mantegna pintó las pinturas del altar mayor de la iglesia de Santa Sofia en Padua y nadie podría sospechar que están realizadas por un muchacho, ese mismo año se independiza de su maestro y se instala por su cuenta.

En la corte de los Gonzaga, en Mantua

Padua es una ciudad cercana a Venecia y en la que dieron cita importantes artistas como Donatello, Filippo Lippi o Paolo Ucello, todos ellos, junto con Mantegna, llamados a la corte de los Gonzaga, señores de Mantua. Mantegna fue el pintor oficial de la corte de los Gonzaga, (Ludovico III y Francesco II) hasta su fallecimiento.

El fastuoso palacio de los Gonzaga en Mantua incluye numerosas obras de Mantegna, pero quizás la más conocida sea “La cámara de los esposos” que es una pintura que cubre toda la pared de la sala con una imagen puramente cortesana, allí están representados todos los miembros de la familia, desde el Ludovico Gonzaga a su esposa, la gran matriarca, a cuyo alrededor se encuentran todos los hijos y nietos. Una curiosidad de esta obra es el “óculo” artificial que el pintor pinta en el techo.

Andrea Mantegna
La camara de los Esposos
Andrea Mantegna
Óculo artificial

Últimos años bajo la protección de los Este

Los últimos años de Andrea Mantegna los pasó bajo la protección de Isabel de Este, unánimemente reconocida como una de las damas humanistas más ilustradas del Renacimiento Italiano que se rodeó, en su pequeño estudio del Castillo de San Jorge, de una importante corte de artistas del momento. Junto a ella, un anciano Andrea Mantegna cultivó sobre todo la temática mitológica.

Andrea Mantegna
Transito de la virgen Maria 1462.

Andrea Mantegna moriría un día de septiembre de 1506, con 75 años de edad y acuciado por varias deudas ya que, las nuevas modas pictóricas propuestas por artistas de la nueva generación habían hecho que sus encargos se resintiesen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies