La calle Conde de Tendilla está situada en la barriada de Cristo de la Epidemia.

Conde de Tendilla
Ver en el mapa.

Se refiere a Don Íñigo López de Mendoza y Quiñones, II conde de Tendilla y I marqués de Mondejar, nacido en Guadalajara en 1440 y muerto en Granada en 1515.

Conde de Tendilla, su juventud.

Era nieto de don Iñigo López de Mendoza, marqués de Santillana y toda su vida transcurrió entre la alta nobleza castellana,  en su infancia fue educado en el castillo de su poderoso abuelo quien influyó notablemente en el carácter del joven Íñigo.

Su aprendizaje militar lo recibió junto a su padre, Iñigo López de Mendoza y Figueroa, el primer conde de Tendilla y su formación política corrió a cargo de su tío, el muy poderoso cardenal Mendoza.

Apoyó fielmente a Isabel.

La familia de nuestro personaje, don Iñigo López de Mendoza y Quiñones, Conde de Tendilla, se situó desde el principio al lado de los que apoyaban a la infanta Isabel, como heredera del trono de Castilla, y celebró su boda con el príncipe Fernando, heredero de la casa de Aragón. Cuando el rey Enrique IV les retiró su apoyo, enfadado por su boda secreta, el fiel apoyo de los poderosos Mendoza inclinó la balanza a su favor, facilitando más adhesiones, y las cosas continuaron tal como hoy conocemos.

El conde de Tendilla delegado en Roma.

Gracias a sus conocimientos, y también a sus conocidos, en 1485 los reyes Isabel y Fernando nombran a don Iñigo embajador ante el papa Inocencio VIII con las instrucciones concretas de negociar la paz entre ambos estados y resguardar, con la ayuda papal,  el reino de Nápoles de las intenciones conquistadoras de florentinos, franceses e incluso del propio rey de Nápoles, primo del rey Fernando; lo consiguió y se le ha considerado como un gran éxito personal.

Su estancia en Roma fue un tanto desaforada, sus lujos y su desmesura causan una mala impresión en la curia vaticana, que llega a boicotearle la compra de leña o carbón como posible forma de evitar las suntuosas y escandalosas fiestas que nuestro caballero daba. Pero nuestro personaje compra varias casas y las manda derribar solo para conseguir las maderas necesarias para mantener encendidas sus cocinas y calientes sus salones.

Conde de Tendilla
Conde de Tendilla

Incluso una vez invitó a un enorme banquete a la Curia Romana, y se cuenta que después de cada servicio se tiraban los platos usados, de plata evidentemente, al rio Tiber, que discurría a la vera del palacio, y se sustituían por otros, también de plata, limpios y nuevos, ante el estupor y escándalo de los cardenales allí recibidos, la anécdota sigue que don Iñigo había preparado previamente una red bajo el agua donde se arrojaron los servicios de comida y los recuperó en su totalidad, salvo un par de cucharas, que seguramente no fueron a parar al rio.

Quizás estos excesos fueron la causa de que fuese popularmente conocido como “El Gran Tendilla”.

Participación en hechos de armas.

A su vuelta, a principios de 1487, se integró de inmediato en las tropas de campaña para la conquista del reino nazarí como Adelantado Mayor de Castilla.

En el asedio a Málaga el conde de Tendilla implantó sus reales al poniente de la ciudad, al otro lado del rio y frente al Arrabal de la paja, vigilando la poderosa puerta del puente, la que fue destruida por la industria del gran Ramírez de Madrid.

Tuvo una participación muy activa en la toma de Granada: en la toma de Málaga, durante las negociaciones en Velez, conoció a Ibn Qumisa de quien fue un gran amigo y su contacto con Boabdil.

Tuvo algunas alternativas políticas y económicas y finalmente falleció en Granada en 1515 ( a los 75 años).

Fue enterrado con gran duelo en el Monasterio de San Francisco, siendo luego trasladados sus restos al Convento de San Francisco de La Alhambra (hoy Parador Nacional) en el lugar que dejaron libre los de la reina Isabel cuando éstos fueron trasladados definitivamente a la Capilla Real en 1521.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies