El Impresionismo, plateamiento inicial.

El Impresionismo es un movimiento artístico surgido en Francia a mediados del siglo XIX en el campo de la pintura.

El Impresionismo tomó este nombre, bastante posteriormente, a partir del comentario despectivo de un crítico de arte sobre una obra de Monet, pero empecemos por el principio.

Jóvenes pintores, generalmente de clases ricas se oponen más o menos formalmente al academicismo de la Academia Francesa, surge así una especie de revolución pictórica que, en principio, es poco comprendida, seguida o apreciada por los propios franceses, de todas formas estos nuevos artistas no trabajan para vender, salvo un par de ellos, son “los niños vagos de casas ricas”, conozcámoslos inicialmente aunque ya hablaré de ellos con mayor precisión:

  • Pisarro: su familia tenia un próspero negocio de servicios navales en las Antillas.
  • Manet: su padre era Magistrado y su madre hija de un diplomático.
  • Degas y Cezannne: sus familias poseían negocios bancarios.
  • Sisley: la familia tenia un buen negocio de exportaciones.
  • Bazille: era de familia acomodada.
  • Morisot: pertenencia a la alta burguesía parisina.
  • Caillebotte: de familia rica, poseían una fábrica de tejidos militares.

Como ya he dicho quedan al margen Renoir que procedía de una familia de trabajadores de Limoges y Monet cuya familia tenia un negocio de especias pero le iba tan mal que tuvieron que cerrarlo.

Pero ocurrió el desastre, de 1870 a 71 se declara la guerra Franco-Prusiana y Francia se ve envuelta en un caos político, social e institucional de descomunales proporciones.

Podemos apuntar que en Francia la actividad pictórica continúa tras la guerra  Franco- Prusiana según la línea que se había trazado anteriormente e incluso toman vigor las nuevas tendencias que ya se venían planteando desde años antes, pero con un matiz un tanto dramático, ahora la pintura se convierte en una forma de supervivencia.

Nuestros personajes del impresionismo que mayoritariamente pintaban por placer, ahora lo hacen por obligación, intentan sobrevivir en aquel ambiente de pobreza y destrucción con lo único que sabían hacer, pintar.

Pero como ya he dicho, la guerra franco-prusiana trastocó muchas cosas, ya las conoceremos cuando hablemos específicamente de cada  uno de ellos, por ahora solamente estamos recordando el entorno social del Impresionismo y los impresionistas. No adelantemos acontecimientos ni opinión

Era difícil sobrevivir en la Francia de la posguerra, pero el arte se sobrepone a estas vicisitudes, en la nueva Europa empieza la “Belle Epoque”, y en Francia, a pesar de todo, también.

El impresionismo y La Belle Epoque.

De alguna forma la llamada Belle Epoque  firmó la desaparición del fenómeno impresionista, pero dejó la puerta abierta a los innumerables escuelas y tendencias pictóricas que aparecieron una vez rotas las limitaciones artísticas que encorsetaban la producción pictórica francesa, los famosos “ismos”

Historia del Impresionismo
Cuadro representrativo de La Belle Epoque

En 1878 Francia presume de haberse  recuperado económicamente de la guerra Franco Prusiana de 1870 – 1871 o al menos de ello hizo ostentación con su Exposición Universal de París, la mayor presentada hasta ese momento.

Adelantemos las bases de ese matiz pictórico relacionado con lo expuesto en relación con la preguerra, la guerra y sus consecuencias, que nos ayudará a comprender las vicisitudes padecidas por nuestros personajes.

Hemos indagado en la faceta histórica, hagámoslo ahora en la faceta pictórica.

Analicemos ahora la faceta pictórica del Impresionismo, contemplándola dentro del marco histórico y social que hemos contado.

La nueva filosofía pictórica, iniciada mucho antes de la famosa guerra, se basaba en la romántica intención de que, en lugar de reflejar el pintor lo que veía, quería reflejar lo que sentía, la sensación que aquello le causaba, para ello estimaron que era imprescindible pintar del natural, y sobre todo sentir (pintar) la naturaleza; el paisaje se convirtió en el tema fundamental del Impresionismo y el color en su medio de expresión.

Dejemos claro una situación elemental sin cuya aceptación todo se vendría por los suelos:

El Impresionismo no es una escuela pictórica, es la plasmatación de una actitud personal de varios pintores frente al inmovilismo que imponía la escuela oficial. Posteriormente matizaremos aún más esta opinión.

Casi como concepto general previo la pintura impresionista es paisajista, el paradigma del Impresionismo es el “plein air”, la pintura al aire libre, y si tiene figuras humanas las tratan como otra sensación más, son meras notas de color en un contexto puramente paisajístico.

El Impresionismo
Impresión sol naciente (Monet)

Quiero aclarar este concepto: hay pintores que tratan la figura humana de forma habitual, por ejemplo Renoir, Manet, Degas o Morisot, pero querríamos pensar que el tratamiento impresionista es el mismo, la figura humana es reflejada por el artista bajo el criterio de captar la sensación que le produce, sin olvidar además, en este caso, los conceptos de parecido y morfología general.

Evidentemente esto es más notable en Renoir y Morisot que en Degas o Manet, cuando hablemos de estos personajes aclararemos algo lo comentado.

En esta nueva manera de enfocar el arte pictórico el dibujo pierde importancia frente al color, son el color y sus matices los que generan las formas, entendamos esta afirmación como una filosofía general, filosofía que en la realidad saltó por los aires, y fue aplicada de forma sui generis por cada artista, también hablaremos de eso más tarde.

Toda esta euforia naturalista surge a partir de las nuevas facilidades que la técnica les aporta a los pintores, fundamental la pintura en tubos: en 1841 un desconocido inglés llamado John Goffe Rand inventa la pintura al oleo en tubo, hasta entonces las pinturas se utilizaban exclusivamente en el taller y se tenían en cuencos de cerámica o recipientes similares. Este invento da una inusual libertad al artista y se extiende rápidamente, ya lo dijo el propio Renoir:

Sin la pintura en tubos no habría existido un movimiento impresionista

Otro componente importante parece una estupidez, pero no lo fue: se diseñaron los caballetes portátiles, algo totalmente marginal pero indispensable para el “plein air”.

Se ha hablado de la fotografía, pero yo la descarto inicialmente. La cámara fotográfica con carrete de película, y sus facilidades de revelado y reproducción, fue inventada por Eastman a principios del siglo XX; en el siglo XIX todos sabemos que existía la fotografía, pero con equipos de placas, difíciles de manejar, para uso de expertos y de resultados muy limitados.

Los pintores del Impresionismo ricos las usaron, se sabe que Degas la utilizó, pero ya al final de sus vidas artísticas, cuando la edad les impedía salir al campo y podían permitirse esas pequeñas libertades.

En cualquier caso y por muy perfecta que fuese la foto solo ofrecía una “grisalla” al artista, la fotografía era un apoyo a la forma, nunca al color.

Volvamos a la línea artística.

¿De dónde venía esta nueva idea en la pintura? ¿Cómo empezó todo esta aventura?.

Si hablamos de pintores paisajistas sería un injustificable descuido olvidar al que tal vez sea el más importante entre los iniciales pintores paisajistas, me estoy refiriendo a John Constable, pintor inglés nacido en 1776 y fallecido en 1837, evidentemente a partir de Constable el paisaje se convierte en un motivo pictórico en si mismo y es notable y reconocida la influencia de este pintor en el Impresionismo.

El Impresionismo
La carreta de heno | Jonh Constable

Existían abundantes relaciones culturales entre Londres y Paris, así que las obras de Constable, Turner y otros artistas ingleses eran sobradamente conocidas en los medios artísticos franceses.

Pero si nos centramos en la pintura francesa, en aquellos momentos los pintores más significativos podían ser Ingres, Delacroix, Corot y Millet.

Ingres era un clásico, un excepcional artista de algo que se podía llamar un romanticismo clásico, de pintura realista, muy trabajada, empastes suaves y, sobre todo, un excelente dibujante, fue un extraordinario retratista, y le gustaba plasmar en sus cuadros motivos clásicos orientales y mitológicos.

Para conocer a Ingres hay que admirar su retrato de M Bertín, y así entender y valorar su manera de enfocar la técnica pictórica.

Fue una fuente de inspiración para algunos impresionistas, Degas le admiraba abiertamente y llegó a tener más de diez cuadros suyos.

Delacroix fue el pintor por antonomasia del movimiento romántico francés, sus más conocidos cuadros son casi todos de carácter épico, mitológico o simbólico, en ellos la luz juega un papel muy importante, la iluminación genera el ambiente del cuadro y da carácter a los personajes, fue un estudioso de los efectos lumínicos y a él se le atribuye el conocimiento de que en todas la sombras existe un color azul.

Fue fuente de inspiración para los posteriores impresionistas, Monet hacía continuas referencia a él y todos empezaron copiando sus cuadros.

Millet fue otro de los pintores influyentes de la época y cofundador de Escuela de Barbizón, su pintura siempre se caracterizó por un excelente dibujo, que aprendió en su juventud de la mano de Honoré Daumier. Su arte, de indudable carga social pues sus modelos eran los campesinos que rodeaban las tierras de Barbizón, fue reconocido en sus últimos años logrando un éxito profesional y financiero muy notable. Le fue otorgado el titulo de Caballero de la Legión de Honor, la más alta condecoración francesa.

Corot fue realmente quien dio paso al movimiento impresionista. Aunque encuadrado dentro del romanticismo su pintura se decanta hacia el paisaje y la pintura aparentemente al natural, se le conoce como pintor paisajista, pero si observamos sus gamas de colores son mucho más oscuros y densos que lo que posteriormente desarrollaron sus seguidores, abundan las tierras en todas su gama, pero podemos asegurar que todos los pintores llamados posteriormente impresionistas fueron seguidores y admiradores de Corot.

En la época final de su vida Corot, ya influenciado por sus alumnos de la Barbizón, llego a pintar algunos cuadros “plein air” pero con una peculiaridad, solo pintaba del natural el esbozo, defendía que terminar el cuadro solo se podía hacer en el taller.

El camino paisajista iniciado por Constable y seguido por Corot pronto llevó a estos jóvenes pintores a descubrir un nuevo concepto de la pintura.

Corot con Millet y Rousseau (Theodore) y otros fundaron la reconocida como escuela de Barbizón, pueblecito cerca del bosque de Fontainebleau, precisamente para seguir la línea paisajística de Constable, ya hablaremos de ella más adelante. Por ella pasaron casi todos los llamados impresionistas, algunos de visita y otros trabajaron allí

Así pues ya existían unas expectativas de artistas, de artistas de prestigio reconocido, que se planteaban una nueva forma de expresar la pintura, rompiendo, si fuera necesario, con las normas conservacionistas en las tendencias pictóricas del París de la época, cuestionaban, como superada, la ortodoxia que defendía la Academia Francesa de Pintura, defensora del mantenimiento de las técnicas y composiciones conformes a las normas en vigor y que, en la práctica, venían refrendadas por las condiciones de exposición en el Salón de París, máxima meta y jerarquía del arte parisino y francés, en suma: frente a la pura e inflexible ortodoxia surge un nuevo concepto más libre de la concepción pictórica, evidentemente con una carga de juvenil rebeldía.

Y, dentro de ese movimiento, una serie de jóvenes pintores intentan romper ese férreo academicismo y aportar un nuevo concepto a la hora de enfocar el arte pictórico.

En suma, se trataba de abrir una nueva puerta por la que se pudiera pasar a otra dimensión o concepto de la pintura.

La ruptura con la ortodoxia que imponía el Salón de París empezó con Gustave Courbet, perteneciente a una rica familia, que distraía su ocio en la pintura mientras estudiaba la carrera de Leyes. Pudo hacer viajes por Europa y visitó Inglaterra, Italia, Holanda y España, recogiendo las mejores influencias de los mejores pintores de la historia. De carácter un tanto reaccionario su pintura estaba enfocada a lo que él llamaba “destruir el estéril influjo de la pintura tradicional”, fue un enorme pintor realista, como a él le gustaba llamarse, con algunas obras de carácter totalmente rompedor y muchas de ellas con una gran carga sensual e incluso erótica.

Ese afán de independencia frente a la ortodoxia imperante fue recogido por unos jóvenes Pisarro y Manet.

Avanzamos algunos años y ya nos encontramos con nuestros pintores trabajando en sus nuevas experiencias artísticas y teniendo como meta el Salón de París.

Naturalmente todas las obras presentadas por nuestros amigos fueron sistemáticamente excluidas de la exposición oficial del Salón de París de 1863, por su falta de rigor académico.

Su máximo logro, conseguido a través de una multitudinaria protesta que contó con el apoyo popular, de la prensa y del propio Napoleón III, fue la creación de una exposición paralela al Salón de París, el famoso “Salón des Refusses” de 1863 y posteriormente en 74,75 y 86, el salón de los rechazados, donde todos ellos expusieron las pinturas que no habían sido admitidas en el Salón de París bien por su baja calidad o por no ajustarse a las normas academicistas del momento.

Y es que el paisaje generalmente se había considerado como el fondo del cuadro, nunca, hasta el siglo XVIII, con el enorme Constable como referencia, se consideró un paisaje como un motivo pictórico en sí mismo. Por supuesto que existieron y existían pintores paisajistas y muchos pintores importantes pintaron paisajes, pero eran consideradas pinturas de “segundo nivel” quizás estudios coloristas o cuadros “de escuela” o incluso de “divertimento”, ahora el paisaje tomaba el protagonismo y para ello se vestía de colores fuertes, contrastados y limpios, el pintor seleccionaba los motivos de forma que fuera el color y no el dibujo el que definiera los volúmenes en la pintura.

¿Cómo pintaban en el Impresionismo?.

La nueva técnica era muy simple y a la vez muy comprometida pues se basa, como ya se ha dicho, en el manejo de la luz y la forma, buscando a esta a través del uso del color y así obtener los efectos visuales que se desean. En el Impresionismo se trabaja mucho con el efecto de los colores complementarios para formar imágenes visuales de un color y volumen determinados en función de los colores del entorno.

El artista usa pinceladas cortas y muy cargadas de color y que normalmente son visibles.

Antes las pinceladas se matizaban y se suavizaban hasta que no se apreciase su existencia, ahora es todo lo contrario, son a veces pinceladas tan gruesas que en los últimos años de Monet se decía que hacía “escultura sobre lienzo”.

Los impresionistas tienden a erradicar el color negro de sus lienzos, pues, según  ellos ese color no existía, siempre era una mezcla de otros colores, e igual el blanco, pero este ya no en la misma mediada, también argumentaban que el blanco puro no existía pues siempre tendría un punto de color o mezcla de los colores que lo rodeaban.

Pero aclaremos que el impresionismo y los impresionistas fue más bien un hecho social que una realidad pictórica, me explico, nunca siguieron una pauta común.

Pictóricamente hablando Manet era totalmente opuesto a Monet y a cualquier otro de los llamados impresionistas.

Monet, tanto en composición como en técnica, en nada podía compararse con Renoir, eran completamente distintos, al igual que Cezanne totalmente diferente a todos los citados, Degas iba por su cuenta, no quería ni que se le comparase con los llamados impresionistas y quizás Sisley y Pisarro fueran algo afines en sus formas y maneras de pintar, pero desde luego distante de todos sus compañeros, Berthe Morisot y Caillebotte eran simplemente otro mundo.

Renoir, Manet, Morisot, Caillebotte y Degas pintaron escasos paisajes, centrándose más en la figura humana, mientras que Sisley y Pissarro apenas incluyeron personajes en sus obras, y así podríamos comparar a cualquiera de ellos, sin que encontremos un patrón definido que los una o armonice al menos.

Monet empezó siendo un pintor más centrado en el retrato, pero poco a poco se fue decantando por la naturaleza, siendo finalmente un especialista en paisajes y Cezanne alternó los motivos paisajístico o figurativos, pero sin ningún punto común entre él y cualquiera de ellos.

Lo único que les unía fue su firme decisión de acabar con el inmovilismo de las leyes que fijaban las técnicas oficiales de pintura y ofrecer al mundo una nueva forma de concretar, contemplar y aceptar la pintura.

El impresionismo realmente eran un grupo de amigos, lo reafirmaban en sus reuniones en el Café Gerbois, hasta 1874 y posteriormente en el Nouveau Athenes

En 1874, se produjo su primer gran momento, cual fue la exposición del Fotógrafo Nadar en su sede de Paris, allí concurrieron todos ellos, menos Manet, pero para la gran mayoría del público parisino, e incluso para la crítica, el fenómeno de la nueva pintura aún no era bien conocido ni  comprendido y su éxito fue menor, no llegaron a 4.000 los que la visitaron durante el mes que estuvo abierta (15 abril a 15 mayo) y la venta de cuadros fue escasa y a precios muy reducidos, se cuenta que Degas y Morisot no vendieron ni uno solo.

En esta exposición fue donde se acuñó la palabra “impresionista” a partir de los comentarios desdeñosos del crítico Louis Leroy sobre el cuadro de Monet “Impresión, sol naciente

En el 1877 el propio Gustave Caillebotte les financió una nueva exposición, la tercera exposición de los impresionistas,  en la galería de Durand Ruel, tampoco alcanzó un éxito importante, pero ya algunos pintores como Monet o Renoir empezaban a ser conocidos y reconocidos.

Se celebraron 8 exposiciones dedicadas a estos nuevos pintores, la última en 1886, en esa fecha el Salón de Paris ya no era lo que fue y finalmente en en 1890 desapareció escondiéndose en varias exposiciones y dejando de ser la referencia nacional del “arte oficial”.

Pero ellos siguieron adelante y fueron los grandes marchantes y coleccionistas de la época: Durand-Ruel, Hoschedé, Chocquet y otros los que poco a poco fueron poniendo en valor aquellas nuevas obras.

2 comentarios en “El Impresionismo”

  1. En el Impresionismo se trabaja mucho con el efecto de los colores complementarios para formar imágenes visuales de un color y volumen determinados en función de los colores del entorno. Junto a este movimiento tambien llega el abstraccionismo, donde tenemos un grupo de pintores con trabajos exquisitos, uno de ellos es el pintor español Gabino Amaya Cacho, creador de la técnica llamada puntillismo abstracto, Si no lo han visto, les sugiero que sigan su obra, arte poco convencional y que deja que cada quien tenga su propia interpretación del mensaje que transmite.

    1. Estoy totalmente de acuerdo con su definición del periodo impresionista, pero esa experiencia evolucionó de forma inmediata a los llamados pintores neoimpresionistas, expresionistas, fovistas, cubistas y otros de menor incidencia. Efectivamente a principio del siglo XX surge un movimiento que se llamó abstracción, tal vez de la mano de Mondrian quien en 1912 ya expuso su cuadro “Acuarela abstracta”, aquí ya se prescinde la figura humana o de cualquier referencia visual conocida, es puro color normalmente en un ambiente más o menos geométrico, son innumerables los pintores catalogados como “abstractos” hoy día, pero quizás los más conocidos y seguidos sean, además del mencionado Mondrian, Kandinski, Pollock, Malevich, Paul Klee y muchos otros.
      No conocía al artista que menciona en su comentario, pero me he apresurado a informarme y efectivamente es un pintor de reconocida valía que efectúa obras de marcado carácter abstracto, muy interesante.
      Agradezco su comentario, pues me ha ayudado a conocer a nuevos artistas los cual siempre es enriquecedor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies