Enrique Simonet y Lombardo nace en Valencia en 1866  de padres malagueños. La ocupación paterna, Registrador de la Propiedad, le proporciona una juventud placida y sin problemas, en el seno de una familia de gran raigambre religiosa.

Repaso por la vida y obras de Enrique Simonet.

Pronto se despierta en Enrique Simonet un cierto interés por las artes y particularmente por el dibujo y la pintura, pero su padre le dirige hacia la carrera eclesiástica llegando a ingresar en el seminario, nuestro personaje no soporta los dos meses de prueba y se sale, interesándose nuevamente por la pintura, así que ingresa en Academia de Bellas Artes de San Carlos en Valencia.

En esas fechas sus padres deben de trasladarse a Málaga como destino funcionarial y Enrique se queda estudiando en Valencia. En Málaga los padres de Simonet conocen a Bernardo Ferrandiz, con el traban una gran amistad por sus afinidades valencianas, al conocer éste que el hijo de sus amigos está estudiando pintura en Valencia se ofrece a incluirlo entre sus alumnos si decide venir a Málaga.

 Enrique Simonet llega a Málaga.

Enrique Simonet acepta de inmediato la proposición, pese a que ya era reconocido como artista juvenil en Valencia, pues en 1882 recibe su primera medalla de plata en una exposición provincial, y ya lo tenemos en Málaga, matriculado en la Escuela de Bellas artes de San Telmo y siendo uno de los pupilos del gran Bernardo Ferrandiz, quien junto a Muñoz Degrain funda lo que se llamó la Escuela Malagueña de Pintura en la que Enrique Simonet participó desde sus primeros pasos.

En 1885 su padre, a estas alturas principal admirador de su hijo, le costea un viaje a Roma y la estancia allí de algún tiempo, nuestro hombre está un par de años, de esta estancia hay un recuerdo maravilloso, el cuadro “La decapitación de san Pablo”  que se puede ver en la Catedral de Málaga y está fechado en 1487 siendo presentado por el propio autor en la Exposición Nacional de Bellas Artes de ese año, donde obtuvo una tercera medalla.

Enrique Simonet
La decapitación de san Pablo | Actualmente en la catedral de Málaga

Al año siguiente Simonet ya está en Madrid  y se presenta a las plazas de pensionado de ese año, queda el tercero y accede al pensionado, pero parece que la inicialmente experiencia le defrauda, la Academia Española de Roma está muy devaluada y bajo la dirección de Palmaroli está en pleno proceso de actualización y quizás lo más positivo sea que allí entra en contacto con otros artistas españoles como Sorolla o Benlliure.

No obstante nuestro personaje pinta sin descanso y en sus sucesivos envíos de obras recibe los mayores honores: su primer envío fue nada menos que “Anatomía del corazón” que se plantea como un ejercicio de desnudo.

Obras de simonet
Ampliar información sobre Anatomía del corazón

El segundo envío es una especie de recreación pompeyana sobre “Baco y Ariadna”, su tercer envió realizado 1893 fue otro de sus más celebrados cuadros “Flevit supra illan” realizado después de viajes a Oriente Medio para conocer los lugares y tomar nota de los personajes.

Enrique Simonet
Flevit supra illan

Este cuadro fue su consagración definitiva, pues se presentó en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1892 donde obtuvo la medalla de primera clase.

Con este mismo cuadro, al año siguiente, obtuvo la Medalla Única en la exposición Internacional de Chicago. En 1895 vuelve a recibir la medalla de Primera Clase en la Exposición de Bellas Artes y Artes Industriales de Barcelona.

En 1900 el cuadro “Flevit supra illam” vuelve a conseguir una medalla en la exposición de Bellas Artes de París.

En 1904 estando en Barcelona pinta su cuadro “El juicio de Paris” muy influenciado por la tendencia modernista que imperaba en aquella ciudad.

obras simonet
El juicio de Paris

La afición de Simonet por los temas africanos se desarrolla a partir de numerosos viajes al norte de África y entre los años 1914 y 17 pinta numerosos cuadros con esta temática de fondo siendo el más conocido el de “Azoteas de Tanger”.

Durante los años 1921 y 22 ocupa el cargo de director de la residencia de El Paular para pensionados dedicados a la paisajística.

En 1927 víctima de una grave enfermedad gástrica, posiblemente cáncer, muere en Madrid en medio del reconocimiento nacional a su persona, tenía 61 años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies