José Moreno Carbonero, vida y obras de este pintor malagueño.

José Moreno Carbonero nació en Málaga en 1860 y desde muy pequeño destacó por su afición al dibujo por lo que con ocho años entró en la Escuela de Bellas Artes de San Telmo en Málaga, donde fue discípulo de Bernardo Ferrandiz.

Con apenas 16 años marcha a Paris pensionado por la Diputación de Málaga y allí comienza un cuadro titulado “Aventura de don Quijote con el carro de las Cortes de la Muerte” que terminó en España y obtuvo una medalla en la Exposición de Bellas Artes de 1878.

En 1880 se presenta a una oposición para pensionado que no obtiene, no obstante marcha a Roma subvencionado por su propio padre, el primer cuadro que envía es el llamado “Gladiadores después del combate” o también, bastante impropiamente, “La meta sudante”, comienza aquí la dinámica de las obras enormes y exquisitas, maravillosos cuadros de gran formato.

Este cuadro está actualmente en el museo de Bellas Artes de Málaga, ver ahora más obras en los museos de Málaga.

Jose Moreno Carbonero
 Gladiadores después del combate

Evidentemente son sus mejores obras porque su siguiente envío es nada menos que “Carlos principe de Viana” premiado con la primer medalla de la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1881, posiblemente el mejor o uno de los mejores cuadros de aquella época, con el que obtuvo su primer éxito a nivel popular.

obras Moreno Carbonero
Carlos principe de Viana

A continuación pinta otra de sus grandes obras que envía a España en concepto de obra relacionada con su pensionado, está pintada tres años después de la del príncipe Carlos y es “La conversión del Duque de Gandía” también primera medalla en la Exposición Nacional de 1884 y medalla de oro en la Internacional de Munich.

cuadros Moreno Carbonero
Conversion del duque de Gandia

A petición de las Cortes Españolas pinta “Roger de Flor entrando en Constantinopla” cuadro con quizás menos garra que aquel con el que tenía que enfrentarse: “La rendición de Granada” de Pradilla

Moreno Carbonero pintor malagueño
Roger de Flor entrando en Cconstantinopla

Vuelto a España definitivamente cambia de registro y se dedica a la pintura costumbrista y sobre todo al retrato siendo principalmente retratista de hermosas damas y elegantes caballeros.

Tuvo como alumnos a dos jóvenes futuros pintores se llamaban Juan Gris y Salvador Dalí.

Murió en Madrid en 1942 a los 82 años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies