Portada » Una esclava en venta -Jiménez Aranda

Una esclava en venta -Jiménez Aranda

El cuadro «Una esclava en venta» fue pintado sobre 1847,  tiene unas dimensiones de 100 x 82 y actualmente está en el Museo de Bellas Artes de Málaga.

La esclava en venta

La esclava en venta

Se trata de una joven muchacha que se muestra desnuda a los posibles compradores, en el pecho lleva un cartel escrito en griego que dice “Rosa de 18 años en venta por 800 monedas”, la muchacha tiene una posición lo más recatada que le permite su difícil situación e intenta ocultar su rostro.

En ningún sitio he encontrado una explicación justificativa de que el letrero esté en griego, el cuadro tiene todos los detalles que nos permiten aventurar que la acción se está realizando en un mercado musulmán y los musulmanes no son excesivamente proclives a utilizar otros idiomas. Al final la venderá pero por el merito estético de la joven, no por las propaganda que el vendedor se ha inventado.

Es de destacar el suave tono nacarado de su piel, o la abundancia de su pelo que ella intenta que le cubra la cara, todo en la muchacha es dibujo exquisito y limpieza colorista, que contrasta con el abigarrado dibujo y colorido de la alfombra sobre la que está sentada.

La muchacha parece provenir de una buena familia, el artista nos presenta sus manos que se le ven  cuidadas con  largas y pulcras uñas, lo que parece indicar que no se ha dedicado a duros trabajos manuales.

Parece hacerle un guiño de complicidad a Simonet al pintar a la muchacha también con cuatro dedos, esta vez  en su pie izquierdo.

Lo más notable de este cuadro es el punto de vista, el espectador se sitúa con una mirada descendente igual a la que deben tener los personajes que rodean a la muchacha, de los que el artista, con fotográfica inspiración técnica, solo nos ofrece los pies en su alrededor, pero que nos representan fielmente el corro de hombres que quizás miren con ojos lascivos a la desnuda e inerme muchacha en venta.

No fue Jiménez Aranda un gran interprete de desnudos ni de temas orientales, que eran temas muy recurrentes en esta pintura académica del siglo XIX, pero este cuadro es uno de los mejores desnudos de la pintura de ese siglo.

Articulo destaco de este blog, biografía de Diego Velazquez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *