Pierre Auguste Renoir nace en Limoges en 1841, era hijo de Leonard Renoir, sastre, y de Marguerite Morlet, obrera, posiblemente en las fabricas de porcelana.

En 1844 se trasladan a Paris con la intención de mejorar su situación económica, lo cual no ocurre. El joven Auguste empieza a asistir a clase en las Escuelas Cristianas iniciándose en la lectura y escritura, pronto se ve que lo que le gusta es dibujar, pues sus cuadernos están todos llenos de dibujos, también destaca por su voz y pasa a formar parte del coro.

Pierre Auguste Renoir, sus primeros años.

El padre viendo la facilidad de  Pierre Auguste Renoir para el dibujo insiste en que ese sea el camino a seguir, en 1854 ingresa como aprendiz en el obrador de los hermanos Levy, que se dedicaban a decorar porcelana, con la idea de que Auguste en un futuro pueda trabajar en las fabricas de porcelana de Limoges.

Pero la empresa de los Levy quiebra y él se ve en la calle, él había sido un alumno listo y era famoso por pintar muy rápido y bien, sobre todo el retrato de María Antonieta que inmortalizó en miles de tazas y platos.

También trabaja para su hermano, que era grabador de escudos heráldicos y nuestro  Augusto Renoir le hace los dibujos, con todo esto ha conseguido reunir unos ahorrillos y con ellos se compra un equipo de pintura y se inicia en el arte pictórico, llegando a conseguir el permiso para copiar cuadros del Museo del Louvre.

Pierre Auguste Renoir en la escuela de Bellas Artes.

Supera sin dificultad el examen de ingreso y en abril de 1862 comienzan sus clases con Charles Gleyre. En estas clases conoce a Fantin-Latour, con quien visita el Louvre numerosas veces, pero la rigidez académica no entusiasma al joven Auguste y decide seguir con el mismo profesor pero en sus clases privadas, mucho más libres e interesantes.

Pierre Auguste Renoir
Gabarras en el Sena, (1869)

Acude al café Gerbois,  lugar de reunión de jóvenes pintores e intelectuales de la época, y allí se introduce en una tertulia a la que asisten personas conocidas como el escritor Emile Zola, que se convierte en uno de los primeros defensores de las nuevas tendencias pictóricas.

En 1865 Pierre Auguste Renoir conoce a la hermana de un amigo de la infancia, se trata de Lise Trehot, que se convertirá en su modelo favorita y algo más,  hasta 1872, ella es la mujer de la “Diana cazadora”, “La odalisca”, “Bañista con un griffon terrier” y algunos más. Tuvieron un hijo del que nunca más se supo y posteriormente una hija, que fue dada en adopción a la nodriza y a la que Renoir dejó una pequeña suma en su testamento. Lise se casó y es fama que rompió todo contacto con el pintor.

Había algo peculiar en esa relación, pues tenían fama las bromas de sus amigos sobre ella.

Pierre Auguste Renoir
“Bañista con un griffon terrier”

La guerra Franco―Prusiana (1870-1871) y sus consecuencias.

Esta guerra acaba con cualquier intento de progreso artístico, Renoir es destinado a un destacamento de zapadores en Tarbes y allí permanece hasta su desmovilización al año siguiente.

La vida se endurece y Pierre Auguste Renoir forma parte de una cooperativa que han formado y así consiguen interesar al menos a algunos marchantes, que, poco a poco, empiezan a valorara estas nuevas tendencias pictóricas.

En 1874 el fotógrafo Nadar propicia la posibilidad de que aquellos jóvenes de nuevas ideas pictóricas puedan exponer en su sala de exhibición y lo hacen con los resultados ya conocidos.

Los retratos de Pierre Auguste Renoir.

Descubre una nueva faceta que le va a ser muy provechosa, dada su buena técnica se dedica al retrato, haciéndole famoso su retrato de Madame Charpentier y su familia.

Pierre Auguste Renoir
 Madame Charpentier y su familia (1878)

Esto rápidamente le genera una clientela que le permite salir de la angustiosa situación en que se encontraba y así cumple uno de los sueños de su vida, viajar por el mundo, su primer viajes al norte de África, donde pinta algunos cuadros.

A principio de los 80 Pierre Auguste Renoir conoce a una joven, Aline Charigot, dieciocho años más joven que él, entre ellos nace una fuerte amistad y pronto se convierte en su modelo favorita, y algo más, Aline es la jovencita de la izquierda del “Almuerzo de los remeros” y aparece en otros muchos cuadros, es curioso saber que todos los personajes de este cuadro están identificados.

Almuerzo de los remeros de renour
Almuerzo de los remeros (1881)

Tuvieron un hijo al que pusieron Pierre, cuatro años más tarde se casaron y poco después tuvieron otro hijo Jean, el famoso director de cine moderno, y aún tuvieron otro más, Claude.

En esta época Renoir tiene necesidad de obtener beneficios de sus obras y adapta su pintura a unas nuevas formas, esta época se le denomina como el “periodo ingresco” su pintura, alejándose de lo habitual, se hace más cuidada, más perfilada, también se le conoce como “el periodo agrio” y con unos empastes muy matizados, es la época de “Las grandes bañistas” o “Los paraguas”.

Los paraguas de Renoir
Los paraguas

Por aquella época Pierre Auguste Renoir ya empieza a sentir los efectos del reuma que poco a poco se iba haciendo dueño de su cuerpo, llegó a estar prácticamente paralizado, pero no dejó de pintar, con los pinceles atados a los muñones de sus manos retorcidas siguió pintando de forma compulsiva, se mandó hacer una silla y un atril especial para poder pintar, se dijo que pintaba sin bastidor, sobre un rollo de tela continua.

En 1915 Renoir recibe un duro golpe: Aline fallece victima de la diabetes y él busca refugio en la pintura.

En estos últimos años hizo incluso alguna aproximación a la escultura en arcilla, para lo que se valía de una joven a quien él iba diciendo lo que tenía que hacer.

Su último cuadro importante fue una obra de la serie “Bañistas” y cuesta creer que fuera pintado por una persona que tenía los pinceles atados a unas manos totalmente deforme y de las que no podía valerse, con el cuerpo prácticamente inmóvil.

Pierre Auguste Renoir
Bañista secándose las piernas

Renoir falleció a causa  de una neumonía en el Domaine des Collettes en 1919, tenía 78 años,  su última obra apenas esbozada, solo pudo hacer el dibujo con carboncillo, fue una naturaleza muerta, unas flores.

Fue enterrado en Essoyes junto a su esposa Aline.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies